consumibles.net.

consumibles.net.

¿Qué hacer si tu memoria USB está dañada o corrupta?

¿Qué hacer si tu memoria USB está dañada o corrupta?

¿Qué hacer si tu memoria USB está dañada o corrupta?

Las memorias USB son dispositivos de almacenamiento muy populares y útiles, pero también pueden ser bastante frágiles. Si tu memoria USB está dañada o corrupta, puede que te encuentres en una situación complicada. Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes probar para recuperar tus datos o reparar la memoria USB. En este artículo, te guiamos en el proceso para solucionar este problema y recuperar tus archivos.

1. Identificar los síntomas de una memoria USB dañada o corrupta
Antes de empezar a solucionar el problema, es importante que sepas cómo identificar los síntomas de que tu memoria USB está dañada o corrupta. Estos pueden incluir:

- La memoria USB no puede ser leída o reconocida por el ordenador
- Archivos que no se pueden abrir o, directamente, no aparecen en la memoria
- La memoria USB presenta errores al intentar transferir archivos
- La capacidad de almacenamiento de la memoria USB se ha reducido drásticamente

Si experimentas alguno de estos síntomas, es probable que tu memoria USB esté dañada o corrupta.

2. Intentar leer la memoria USB en otro puerto USB o ordenador
En algunos casos, el problema puede ser simplemente la conexión o el puerto USB del ordenador. Prueba a conectar la memoria USB en otro puerto USB o en otro ordenador diferente. Si la memoria puede ser leída correctamente, entonces el problema podría estar en el puerto USB original o en el ordenador.

Si la memoria USB sigue sin abrirse, el problema es muy probablemente la memoria USB en sí misma.

3. Verificar el estado del hardware
Una manera fácil de determinar si el daño o corrupción es físico es verificar el estado del hardware. Si encuentras daños visibles, como signos de rotura o escisión de la carcasa, es probable que el problema esté en el hardware.

En este caso, es posible que necesites llevar la memoria USB a un profesional para que lo repare. Ten en cuenta que si intentas abrir la carcasa de la memoria USB por tu cuenta, o manipular los componentes electrónicos, puedes dañarla todavía más.

4. Verificar la memoria USB en el Administrador de dispositivos
El Administrador de dispositivos puede mostrar problemas que no están visibles en el Explorer de Windows. Para verificar si hay problemas con la memoria USB, abre el Administrador de dispositivos y localiza la memoria USB. Haz clic con el botón derecho y selecciona "Propiedades". Si la memoria USB se muestra en el Administrador de dispositivos pero aparece con signos de exclamación o interrogación, es probable que haya un problema con el controlador.

En ese caso, puedes intentar reinstalar los controladores. En el cuadro de diálogo de Propiedades, selecciona la pestaña "Controlador" y haz clic en "Actualizar controlador". Si eso no soluciona el problema, entonces la memoria USB puede estar dañada.

5. Ejecutar la herramienta CHKDSK
Para problemas de corrupción en el sistema de archivos, a menudo se puede utilizar CHKDSK, una herramienta de diagnóstico integrada en los sistemas operativos de Windows y MacOS X. Esta herramienta analiza el sistema de archivo de la memoria USB en busca de errores y los repara.

Para ejecutar CHKDSK, abre una ventana del Símbolo del sistema (si utilizas Windows 10, ve al menú Inicio, escribe "Símbolo del sistema" y haz clic con el botón derecho sobre el resultado de búsqueda. Selecciona "Ejecutar como administrador". En el Símbolo del sistema, escribe el comando "CHKDSK /F E:" (sustituye "E" por la letra de la unidad de tu memoria USB) y pulsa Enter.

Si CHKDSK encuentra errores, intentará repararlos automáticamente. Si el daño es grave, es posible que la herramienta no pueda recuperar todos los datos dañados.

6. Recuperar datos de una memoria USB dañada o corrupta
Si has intentado todas estas soluciones y aún así no has podido reparar la memoria USB, es posible que necesites recurrir a un software de recuperación de datos. Estos programas intentan recuperar los datos de la memoria USB aunque esté dañada o corrupta. Aquí te presentamos algunos programas que te podrían ser útiles:

- Recuva: es una herramienta gratuita para Windows que puede recuperar archivos borrados o dañados de la memoria USB
- EaseUS Data Recovery Wizard: es una herramienta sencilla pero efectiva para recuperar archivos de la memoria USB . Tiene tanto una versión gratuita como una de pago
- Photorec: es una herramienta de recuperación de datos para Windows, MacOS y Linux que es gratuita y de código abierto. Es especialmente útil para recuperar fotos y vídeos.

Recuperación de datos con estos programas puede variar según la gravedad del daño, en casos de un daño irreparable puede que estos programas no resulten útiles.

7. Considerar la asistencia profesional
Si después de intentarlo todo todavía no has podido recuperar tus archivos, no te rindas. Todavía hay esperanza. Hay empresas que se dedican a la recuperación de datos y pueden hacer análisis mas profundos y recuperación de daños irreversibles, aunque se trata de una opción costosa.

En conclusión, si tu memoria USB está dañada o corrupta, hay muchas cosas que puedes intentar para recuperar tus datos o repararla. Asegúrate de probar todas las soluciones antes de recurrir a la asistencia profesional, y asegúrate de hacerlo de manera segura para no dañar aun más la memoria USB.